Cómo aprender un idioma 2: tiempo

¿Tienes tiempo?

 

Has decidido dar el paso finalmente, es hora de aprender inglés/ruso/francés/chino/islandés y tienes la motivación suficiente como para empezar ya. Solo hay un problema: no tienes tiempo.

 

Pongamos que trabajas 40 horas a la semana. 40 horas son menos de 2 días enteros, por lo tanto, incluso al quitar las horas de sueño y de trabajo, quedan muchas horas libres. Pero tienes que cocinar, limpiar, ver el programa de televisión, actualizar el Facebook…

 

Elimina actividades innecesarias

Empieza por eliminar actividades como ver la televisión. A parte de los documentales y películas, poco te puede aportar. Y si tienes que ver algo, ¡que sea en la lengua que estás aprendiendo! Elimina también actividades como pasar una hora en Facebook y otras redes sociales. Si quieres enterarte de lo que hacen tus amigos y familiares, puedes quedar para tomar un café o para comer, o enviarles un mensaje, o llamar por teléfono.

 

Elimina o reduce tareas de la casa

Si no haces ninguna de estas cosas y lo que más tiempo te consume son las tareas del hogar, intenta encontrar ayuda, ya sea a alguien que viva contigo o pagando a alguien para que venga a limpiar.

Si aun así no tienes tiempo, levántate más temprano. Aunque sea solo media hora, es suficiente para estudiar cada día. Si normalmente duermes menos de seis horas, no te lo recomiendo (lo mínimo que se aconseja son 6 horas).

 

Aprovecha ratos muertos

¿Sigues sin tener tiempo? Si realmente no puedes encontrar más tiempo, aprovecha los ratos muertos para repasar listas de vocabulario: En el metro, esperando el autobús, en la cola del supermercado, mientras pones gasolina, etc. Escucha podcasts o canciones en el idioma que estás aprendiendo mientras caminas o mientras vas a trabajar. Lee antes de ir a dormir. Haz la lista de la compra en el idioma. Pon post-its en objetos de la casa en el idioma que estés aprendiendo.

 

Constancia

Recuerda que es mejor hacer un poco cada día, aunque sean quince minutos, que hacer dos horas un día y nada durante seis días seguidos. La constancia es mucho más importante. Recuerda también que si a pesar de todas estas ideas no encuentras tiempo para estudiar, es posible que no quieras aprender un idioma tanto como es necesario, así que es mejor que esperes a que tu motivación crezca y puedas encontrar tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *