Cómo aprender un idioma 1: Motivación

Cada persona tiene diferente motivaciones para aprender un idioma: por su pareja, por querer emigrar al país donde se habla, por música, para ver películas en versión original, porque suena bien, para el currículum, para un ascenso,… La lista sigue.

Lo importante es tener una motivación que sea más fuerte que nuestra pereza. Si no es así, es muy difícil conseguir nuestro objetivo de aprender el idioma.

 

Empieza poco a poco

Al principio es fácil por la novedad, pero aunque te apetezca, no estudies durante horas el primer día, porque entonces el día siguiente, tu mente recordará que estudiar significa sentarse delante de libros durante tres horas, y dado que no tienes tanto tiempo, no lo harás. Si te concentras en hacer, aunque sea solo media hora, es mucho más factible continuar con el estudio a largo plazo.

 

Recupera la motivación

Es posible que llegue un día en el que, a pesar de tener tiempo, materiales y todo lo que necesites para estudiar, te falte este ingrediente tan importante que es la motivación. En vez de frustrarte y abandonar tu proyecto, intenta recuperar esa motivación que te hizo empezar a estudiar. Si fue el mirar películas en versión original, mira una de tus películas preferidas; si es para poder conseguir un trabajo o para emigrar a otro país, intenta visualizar la satisfacción que podrás tener el día que puedas demostrar al entrevistador que te entiendes perfectamente en ese idioma. Si te concentras en el final, en cómo te sentirás una vez hayas alcanzado tu objetivo, te será más fácil volver al estudio con una mente despejada y positiva.

Intenta silenciar esas voces en tu cabeza diciendo que “esto no es para ti”, “estás perdiendo el tiempo”, “tienes otras cosas más importantes que hacer”, etc. Imagina que realmente esas voces vienen de fuera y que puedes eliminar a quien sea que intenta desanimarte, pues tu fuerza de voluntad puede ser mucho más fuerte. Si te sientes totalmente incapaz de hacerlo a pesar de tener en cuenta la motivación que te llevó a empezar, significa que la motivación no es suficiente grande, que en realidad no quieres aprender el idioma.

 

¿Falta de tiempo?

En el siguiente artículo, me centraré más en el factor del tiempo cuando decidimos aprender un idioma: ¿Cómo encontrar tiempo? ¿Cuánto tiempo dedicar al estudio? ¿Cuál es el mejor momento del día para estudiar? Haz click aquí para leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *